8/7/2012

GABRIEL AGUILAR Y MANUEL UBALDE

José Gabriel Aguilar y José Manuel Ubalde fueron los líderes de la conspiración del Cusco de 1805. Sus objetivos eran acabar con la dominación española y establecer el gobierno de un rey inca en el Perú.

Gabriel Aguilar, prócer de la Independencia del Perú. 
Dibujo: Álvaro Núñez.

Biografía resumida de Gabriel Aguilar 

Gabriel Aguilar Narvarte nació en Huánuco el 18 de marzo de 1775. Sus padres fueron Salvador Aguilar y Clara Narvarte. Su infancia es poco conocida. Al parecer, en su juventud hizo trabajos mineros en Chile y Argentina. También estuvo en España, en donde conoció los ideales de la Revolución Francesa. Desde entonces debió soñar con la libertad de su patria y la implantación del gobierno de un descendiente de los incas en el Perú.

Al regresar al Perú, se instaló en el Cusco para dedicarse a la minería. En un litigio de minas contrató como abogado a don Manuel Ubalde Zeballos e hicieron una fuerte amistad. Aguilar le confió sus ideas y Ubalde decidió apoyarlo. Juntos planificaron un levantamiento independentista, pero poco antes de su estallido fueron traicionados por Mariano Lechuga.

Gabriel Aguilar y Manuel Ubalde fueron capturados, procesados y condenados a muerte. Murieron ahorcados en la Plaza Mayor del Cusco el 5 de diciembre de 1805.

Manuel Ubalde, prócer de la Independencia del Perú. 
Foto: Arturo Gómez.

Biografía resumida de Manuel Ubalde

Manuel Ubalde Zeballos nació en Moquegua en 1766. Sus padres fueron don Simón Ubalde (militar) y doña Rosa Zevallos. Estudió en el colegio San Bernardo del Cusco y la Universidad San Antonio de Abad del Cusco.

Cuando tenía 26 años se instaló en Lima. Aquí terminó sus estudios de Derecho y se doctoró como abogado en la Universidad San Marcos. Trabajó algunos años en Lima, hasta que fue nombrado asesor de la Audiencia del Cusco.

Viviendo en el Cusco conoció al minero Gabriel Aguilar y juntos planificaron una rebelión contra la dominación española. Pero, poco antes de iniciar el levantamiento fueron traicionados por Mariano Lechuga. Manuel Ubalde y Gabriel Aguilar fueron capturados, procesados y condenados a muerte. Murieron ahorcados en la Plaza Mayor del Cusco el 5 de diciembre de 1805.